Errores frecuentes al posar para fotografías

Jean Smith nos ofrece una serie de sencillos consejos para evitar los errores más frecuentes que se cometen en las poses de retratos de mujeres, hombres, parejas y niños.

Posando

La fotografía refleja la realidad, pero también puede esconderla o cambiarla ligeramente. En el caso de los retratos, todos queremos que nuestros sujetos aparezcan atractivos (o tan atractivos como sea posible) y seguro que ellos también quieren lo mismo. La pose que asuma el sujeto es clave para conseguir esto. Disimular unos michelines o una papada es posible si disparamos desde el ángulo adecuado y si el sujeto posa de determinada forma. Sin embargo, también ocurre lo contrario: hay posturas y perspectivas que hacen que nuestros modelos no ofrezcan su mejor cara. En iheartfaces.com, Jean Smith nos explica cuáles son los errores más frecuentes al posar para fotografías o al hacer retratos. Os los resumo.

Error 1: Arrugas en el cuello

Aunque nuestros modelos estén delgados, si hacemos que giren su cabeza, seguro que van a aparecer arrugas marcadas en su cuello. Es algo que tenemos que controlar y evitar de varias formas. Podemos cambiar nuestra posición para que el giro de la cabeza no sea excesivo o bien podemos modificar la posición del hombro. Además, siempre nos quedará la opción de tapar esas arrugas con el pelo (si el modelo o la modelo llevan el pelo largo) o con algún accesorio (un pañuelo, una bufanda…).

Error 2: No dispares a una mujer de frente

Esto lo hemos repetido en muchas ocasiones: es conveniente que nuestro modelo no esté colocado con el cuerpo mirando de frente a la cámara. Es mucho mejor disparar a alguien que tiene una postura ligeramente ladeada. Vale para todo tipo de sujetos, pero especialmente para las mujeres. Si disparamos de frente, el ancho de los hombros y las caderas se hace muy evidente y no se destacan otros aspectos como, por ejemplo el busto. Colocando a la modelo con el cuerpo ligeramente ladeado respecto a la cámara logramos precisamente el efecto contrario.

Error 3: Miembros rígidos

Mantener las piernas, los brazos o incluso el torso rígido es poco atractivo. Da igual que nuestro sujeto esté de pie, sentado o tumbado, siempre debemos buscar posturas en las que doble los brazos o las rodillas, ladee ligeramente la cabeza, gire la cintura… Son posturas más naturales y más favorecedoras que ayudan a mejorar el aspecto de la foto y hacer que la pose parezca más espontánea.

Error 4: Poses poco naturales

Siguiendo con lo anterior, las mujeres en general suelen ser más conscientes de su cuerpo y de sus posibles defectos y eso se nota a la hora de posar ante la cámara. Normalmente tienden a alejarse de ella, cuando realmente es mucho más favorecedor acercarse a ella. Para evitar las poses poco naturales, debemos aconsejarles que se inclinen hacia la cámara además de recordar los consejos anteriores: miembros ligeramente flexionados y postura lateral.

Poses para hombres

Error 5: Pegar los brazos al cuerpo

Otra pose muy poco favorecedora es pegar los brazos al cuerpo. Si una modelo posa con los brazos pegados al cuerpo, lo único que consigue es añadir más volumen a su cuerpo. Por ello Jean Smith nos recuerda que es importante alejar los brazos del torso, flexionarlos ligeramente, apoyarlos en la cintura, en un elemento de la escena (como una pared), meter las manos en el bolsillo delantero o trasero del pantalón, sujetar algún objeto (el ejemplo clásico es el ramo de una novia) o simplemente levantar las brazos sobre la cabeza. Todas estas poses permiten ofrecer una postura más agradable y que estilizará la figura.

Error 6: Disparar con un ángulo bajo

Más allá de fotografías que busquen una aproximación artística o creativa, debemos huir del ángulo bajo para hacer retratos a mujeres. Es mucho mejor disparar de frente, colocando la cámara a la altura de los ojos de la modelo, o incluso disparar desde un ángulo superior, sobre todo si hablamos de primeros planos. Estos ángulos hacen que la cara parezca más delgada, disimulan la posible papada y además pueden agregar mucha luz a los ojos de la modelo si estamos disparando en exteriores.

Error 7: Usar poses femeninas para hombres

En los retratos femeninos se busca transmitir determinadas sensaciones: belleza, seducción, sensibilidad, ternura… Sin embargo, no podemos buscar esas mismas sensaciones con modelos masculinos. En retratos a hombres se debe buscar una actitud diferente y para ello hay que usar también poses y ángulos de cámara distintos. Antes decíamos que en retratos femeninos no debíamos disparar desde un ángulo bajo y la modelo no debía estar situada perpendicularmente a la cámara, pero en retratos masculinos ambas cosas son una opción. Eso debe combinarse con la cabeza ligeramente levantada, piernas separadas y hombros rectos, para que el sujeto parezca más grande y masculino.

Niños posando

Error 7: Intentar hacer posar a niños

Jean Smith asegura que en niños de 5 años o menos es un error esperar que posen para la cámara. El fotógrafo debe aceptar simplemente que van a ir a su aire y es él o ella quien debe adaptarse a los niños y tratar de obtener fotografías espontáneas y naturales. De hecho, si intentamos forzar determinadas poses sólo conseguiremos fotografías poco naturales y que los niños se cansen. A veces la mejor pose para los niños es simplemente que ellos vayan a su aire: que corran, que salten, que jueguen…

Error 9: Estropear el “money shot”

En una boda o sesión de fotos de compromiso es importante capturar al menos un “money shot.” El money shot es esa fotografía imprescindible, la fotografía ganadora. En el caso de parejas es una foto en la que ambos aparezcan favorecidos, naturales, sonriendo… Smith nos recomienda buscar esta foto haciendo que la pareja pose muy junta, con la mujer ligeramente colocada bajo el hombro de su pareja, con ambos flexionando un poco la cintura y teniendo en cuenta algunos de los consejos anteriores, como que la mujer separe los brazos del cuerpo.

Error 10: Arriesgar la vida de un recién nacido

El siguiente consejo del artículo se refiere a la fotografía de bebés y recién nacidos. No es necesario arriesgar su vida colocándoles en una repisa, haciendo que sus padres les sostengan con una mano o buscando la foto sorprendente. La seguridad total de los pequeños está por encima de cualquier aspiración artística.

Error 11: En una foto de familia, colocar a la madre en un lado o delante de otros miembros

Cuando hagamos una foto de grupo familiar, siempre hay que procurar que la madre salga muy favorecida. Para ello, es importante situarla en un lugar más o menos central, pero nunca haciendo que tape a otros miembros de la familia. Si disparamos con gran angular, es muy importante que la madre no esté en un lado de la foto porque ya sabéis que la distancia focal puede distorsionar las proporciones.

Error 12: En una foto de grupo, colocar todas las cabezas a la misma altura

Si tenemos que hacer una fotografía a un grupo de tres o más personas, Smith nos recomienda que las cabezas de todos los que aparecen en la fotografía no se encuentren a la misma altura. De esa forma se reparten los puntos de interés de la foto. Una buena forma de hacerlo es tratar de crear triángulos.

Si os ha gustado el tema, recordad que ya vimos hace unas semanas los errores más frecuentes en fotografía y también los errores más comunes en la edición fotográfica.

Web | iheartfaces.com

Fotos | Kamen Kunchev | Danila PanfilovDominic Alves