Consejos para conseguir fotos bien enfocadas

Hacer fotos enfocadas

Una de las cosas que obsesiona a cualquier fotógrafo es lograr que sus fotos estén bien enfocadas. De hecho, es terriblemente frustrante hacer una foto, quedar muy contento con ella cuando la vemos en la pantalla de nuestra cámara y darse cuenta, una vez en casa, de que la foto no está bien enfocada. Aunque Lightroom, Photoshop y el resto de editores fotográficos tienen herramientas para mejorar el enfoque de las fotografías, lo cierto es que pocas veces no serán realmente útiles.

En Photofocus ha elaborado una pequeña lista de consejos para conseguir fotos bien enfocadas. La mayoría son cosas que todos sabemos y probablemente no sean suficientes para llevarse algún disgusto como el que comentaba, pero nunca está de más recordarlos y cualquier consejo es bienvenido:

1. Usar un trípode que reduzca las vibraciones y movimientos de la cámara. Si no es posible, recordad algunos de los consejos que os dimos para hacer fotografías sin trípode.

2. Usar una velocidad de obturación rápida para reducir el desenfoque por movimiento del sujeto.

3. Usar una ISO alta para poder usar una velocidad de obturación rápida. Ojo, aquí hay que buscar un equilibrio, porque una ISO alta implicará más ruido en la fotografía. Si las condiciones de luz son buenas, probablemente sea innecesario aumentar la sensibilidad ISO.

4. Asegurarse de usar un autoenfoque correcto. El autoenfoque tiene distintos modos, unos funcionan mejor para sujetos en movimiento y otros para sujetos inmóviles. No viene mal releer el manual de nuestra cámara para saber qué AF es más apropiado a cada momento.

5. Usar una mayor profundidad de campo con aperturas pequeñas. Si la apertura es demasiado grande, se reduce la profundidad y parte de nuestro sujeto podría quedar desenfocado.

6. Aunque disparemos a velocidades de obturación muy rápidas, un sujeto en movimiento puede salir desenfocado. Tenemos dos opciones, acompasar el movimiento de la cámara al del sujeto o, si es posible, pedirle que esté quieto.

7. Mantener limpio nuestro equipo. Si lo hacemos todo bien pero nuestra lente está sucia, nuestra imagen no estará bien enfocada.

8. Usar la estabilización de imagen si nuestra cámara la ofrece… excepto si estamos usando un trípode. En ese caso tener activada la estabilización puede ser contraproducente.

9. Si nuestra cámara nos permite seleccionar el punto de autoenfoque, comenzar seleccionando el punto central, que es el más preciso. Así pues, centramos nuestra composición en el punto que queremos tener enfocado, pulsamos el botón del obturador hasta que la cámara nos avise de que el AF ha hecho su función y, sin soltar el botón, recomponemos el encuadre y disparamos.

10. Aprovechar la luz para conseguir que el autoenfoque funcione correctamente. Muchas cámaras tienen una luz que se activa cuando el autoenfoque detecta que la escena está demasiado oscura, pero a veces no es suficiente.

Si tenéis más consejos para hacer fotos con un enfoque correcto, podéis decírnoslas en los comentarios. De entrada, si se usa enfoque manual, a mí se me ocurre que es conveniente ajustar las dioptrías del visor.

Más info | Photofocus.com