¿Qué tipo de papel de fotografía elegir?

photo_paper

A la hora de imprimir una fotografía digital nos encontramos con el problema del papel fotográfico. En el mercado hay multitud de tipos y marcas de papel para imprimir fotografías domésticas. La dicha popular es usa la misma marca que la marca de tu impresora pero el problema es que dentro de esa marca también tiene varios tipos de modelos: mate, con brillo, plastificado, baritado, etc.

La mayoría de los usuarios domésticos tienen una impresora de inyección de tinta con calidad fotográfica, así que nos centraremos sólo en los distintos tipos de papel de fotografía disponibles para este tipo de impresoras.

Brillo

Se expresa en una escala numérica del 1 al 100; normalmente la mayoría del papel fotográfico se engloba centro de la decena del 90. No obstante, no todas las marcas usan este tipo de escala llegándonos a encontrar marcas que usan escalas como: extra blanco, brillante, etc. que no determinan precisamente cuan blancos son.

Lo mejor es comparar un tipo de papel con otro y ver cual se adaptará mejor a la imagen que queramos imprimir. Un consejo, si vas a imprimir una foto con efecto envejecido no uses papel con un brillo muy alto.

Opacidad

Si puedes ver a través del papel, deséchalo. Cuanto mayor sea la opacidad del papel que eligas, menos posibilidades tienes que la tinta traspase el papel, evitando las mezclas de colores.

En el caso de imprimir una fotografía por hoja no tienes por qué preocuparte puesto que la mayoría del papel que se vende hoy día tiene una opacidad entre el 94 y el 97 por ciento. En caso de querer hacer fotolibros opta por el papel con la mayor opacidad posible.

Peso

¿Realmente importa el peso en una fotografía? Sin duda. Se indica en g/m2 y la mayoría de papeles se situan entre 90 y 270 gramos. Si pretendes que tus fotos duren y no se arruguen fácilmente, opta por un papel fotográfico grueso. Eso sí, comprueba antes los rangos de grosor que admite tu impresora porque hay impresoras que no aceptan papeles muy pesados.

Acabado

Hay dos extremos de acabado: mate y brillante. Dentro del rango hay una completa escala de acabados intermedios entre ambos. ¿Por cuál hay que decantarse? Depende. Si quieres un acabado que sea luminoso y conseguir más nitidez, busca papel brillante. Lo malo de este tipo de papel es que refleja demasiado la luz y puede dificultar la visión de las fotografías. También se marcan mucho las huellas, así que es importante dejar secar muy bien el papel antes de manipularlo.

En el caso de querer optar por fotografías con un acabado sin brillo, opta por la opción del papel mate. Es un papel más denso y más opaco que el papel brillante, pero ten cuidado en el brillo de éste ya que a mayor brillo, mayor será la diferencia de colores.

¿Y por cuál me decanto?

La mayoría de las impresoras fotográficas llevan en la caja una muestra de papel fotográfico, úsalo. Si te convence cómo queda el acabado después de dejar secar sigue usando ese modelo. En caso que no te convenza el resultado final, busca por la web de la marca de tu impresora el pack de papel más pequeño que haya para ir haciendo pruebas.